domingo, 18 de mayo de 2014

La utopía que se vuelve realidad

Hace apenas dos años éramos poco más que un grupo de idealistas cabreados, descontentos con ganas de cambiar la situación, y refugiados políticos huyendo de partidos oligárquicos, poco democráticos o directamente falsos.

Dentro de este grupo de conocidos, en lugar de seguir “arreglando España” en charlas de café tan agradables como fútiles, a muchos de nosotros nos saltó algún tipo de resorte, de mecanismo interno que nos decía que esto no podía seguir así. Que ahora o nunca, y que si no lo hacíamos nosotros quién lo iba a hacer.

Han sido dos años de lucha y progresión, de llegar a la raíz de las cuestiones para obtener un denominador común, de equivocarnos una y mil veces aprendiendo de nuestros errores y de esfuerzo por crear desde la nada un partido político único, adaptado hasta el extremo a las necesidades reales de la gran mayoría de los ciudadanos, de esos ciudadanos sobre los que ha caído la enorme losa de la crisis económica, el despilfarro público y la inmoralidad dantesca, desmedida y desvergonzada de políticos, sindicatos mayoritarios y patronal. Un partido que predica con el ejemplo autoimponiéndose limitación de mandatos, rechazando estatutariamente subvenciones públicas, y que ideológicamente ha sido capaz de conjugar la importancia de la libertad individual con un marcado carácter social y de defensa de la igualdad real de las personas.

A día de hoy, Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) se presenta a las Elecciones al Parlamento Europeo el próximo 25 de mayo con los deberes hechos, rompiendo moldes de la política tradicional y con la satisfacción de que el mero hecho de estar presentes es ya una gran victoria para los humildes medios con los que contamos (y contaremos), así como un primer golpe contra quienes con nuestras ideas ven en peligro su cómoda poltrona.

Quien mire nuestra lista electoral no verá políticos. Esto es un hecho. Verá ciudadanos normales y corrientes: Mecánicos, parados, empresarios, funcionarios, médicos, estudiantes o tenderos. Ninguno vivimos de la política, es más, nos cuesta el tiempo y el dinero. Quizá alguien se sorprenda al reconocer el nombre de un conocido al que creía completamente alejado de cualquier clase de activismo político, y entonces ¿qué ha cambiado? ¿qué está cambiando? Lo que antes era una utopía, hoy se vuelve realidad.

Ciudadanos Libres Unidos

Francisco Javier Bris Peñalver (Linares, 1991) es Ingeniero Técnico de Telecomunicación y Secretario de Organización de Ciudadanos Libres Unidos. Candidato Nº 4 al Parlamento Europeo


No hay comentarios:

Publicar un comentario